martes, 3 de febrero de 2009

Repudiamos lo sucedido, pero se lo merecen por exasperar los ánimos

En palabras más o menos eso es lo que expresaron las entidades ruralistas para “condenar” la agresión sufrida por los hermanos Rossi.

Lamentable lo que expresan estas entidades mediante sus voceros, eso no es condena, eso es simplemente justificar lo injustificable. No extraña que lo haga Confederaciones Rurales Argentinas, pero como entender lo que expresa la Federación Agraria? Será que debemos entenderlo por la tajada que pierde la entidad, al quedar exentos ante la emergencia agropecuaria los productores, del pago de las cartas de porte?

Como sea, cada vez siento mas aversión por un sector que cuando más tenia se negó rotundamente a ser solidario con los sectores más desposeídos, pero que hoy que las cosas van mal solicita de ese sector la solidaridad. O acaso no saben que el pedir subsidios al gobierno, que el solicitar prebendas para paliar la crisis, que el reclamar exenciones de impuestos ante la sequía va a redundar en que esos sectores mas desposeídos a los que se negaron rotundamente a ayudar van a tener que pagar indirectamente esos subsidios, esas prebendas y esas exenciones que solicitan?

Realmente da repulsión la falta de conciencia de un sector que solo se representa a sí mismo, dado que ni siquiera la gente del interior se siente identificada con el mismo, aunque no lo exprese abiertamente. Y esa gente no se identifica con el sector porque ese, es el sector que los hambrea pagándole sueldos paupérrimos a los peones y a los empleados, los que oscilan entre los 600 y 800 pesos por mes por jornadas de sol a sol, porque a la vez compran en las grandes tiendas, shopings y supermercados de Buenos Aires o de las grandes capitales para ahorrarse unos pesos y que ni siquiera compra sus vehículos o maquinarias en esas ciudades, sino que se omite a las concesionarias en la mayoría de los casos y le compra directamente a las terminales o a las fabricas.

Es lamentable que digan que el gobierno o sus representantes exasperan los ánimos, porque tienen medianamente en cuenta el momento por el que atraviesan, cuando nunca fueron solidarios, pero hoy sienten que tienen el derecho que lo sean con ellos.

No solo no fueron solidarios con los que más lo necesitaban, sino hicieron que todavía tuviesen menos con sus paros y cortes de ruta que llevaron a que se encarecieran los artículos de la canasta familiar y que privaron a la gente de su mismo sector, que realmente trabajaba y que no tenia la posibilidad de acaparar granos hasta que terminase el paro, de un precio que ya no se volvió a dar hasta hoy en día y que esa gente no pudo aprovechar porque cuando termino el paro tuvo que vender para poder subsistir con precios bajos. Seguramente ellos recién hoy que el precio ha vuelto a subir están vendiendo su producción del año anterior.

Porque digámoslo claramente este sector que levanto al campo, este sector que fue al choque contra el gobierno y contra la sociedad que masivamente voto a este gobierno; este sector solo representa a los grandes terratenientes y a los intermediarios que arriendan campos y que tercerizan los trabajos que se deben efectuar en ellos. O sea lisa y llanamente este sector son los parásitos que proliferan en toda sociedad.

Por otro lado sigo sin entender a este Sr. Buzzi que dice que antes al menos había dialogo con el gobierno, ya que había siempre un canal de comunicación abierto cuando estaba Alberto Fernández, pero que ahora no hay comunicación. Suerte que antes había comunicación según él, sino en lugar de tres meses de paro y corte de rutas con transeúntes de rehenes en las mismas hubiese habido diez. Al menos eso es lo que se desprende de lo sus expresiones.

Estimados señores “campesinos” les recuerdo que para reclamar solidaridad es necesario primero practicarla. Las actitudes que recibimos son mera consecuencia de los hechos que profesamos.
.

4 comentarios:

Un día salio el sol dijo...

En otras palabras lo justificaron, muy bueno el blog, saludos.

Mariano T. dijo...

Solidaridad con la sociedad se tiene al pagar los impuestos normales. Practicamos siempre la misma solidaridad que puede tener Carrefour, un dentista, Dow Chemical o un fabricante de profilácticos, y sin quejarnos. Solo se plantea la queja cuando se saca mucho más de lo que porta cualquier otro, y se planteó la p'rotesta cuando por encima de eso pretendían llevarse casi todo.

Y ahora no se pide solidaridad, ni nada indebido, solo que se devuelva una parte de lo mucho que el agro aporta (por encima de lo que aportan los demás sectores económicos, incluyendo a los grandes grupos concentrados).
Lo que se quita por retenciones, o por cierre de exportaciones, en un año donde todos pierden, es sencillamente una ignominia sin justificación alguna.
Si no hubiera habido retenciones desde 2003, y los mercados hubiesen estado siempre abiertos, tal vez el gobierno hubiese podido pdir un aporte extraordinario el año pasado, o podría haberse desentenedido hoy.
Después de todo lo que se llevaron y se siguen llevando, pedir que dejen un poquito no es mucho pedir, y ni siquiera es solidaridad, es reclamar lo nuestro.

Mariano T. dijo...

Y no mientan más con lo de los sueldos de 800$.

Osk_ar dijo...

Tenes razon Mariano T, no miento mas, son $800 y en negro.